lunes, 29 de octubre de 2012

Complejo karstico de Ojo Guareña (Burgos)

Para todo el mundo que viene a Las Merindades, un lugar que no puede dejar de visitar es el Monumento Natural de Ojo Guareña que constituye un complejo kárstico de importancia internacional, localizado en el municipio de Merindad de Sotoscueva, al norte de la provincia de Burgos.
La zona delimitada en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales afecta parcialmente a los municipios burgaleses de Merindad de Sotoscueva, Merindad de Montija y Espinosa de los Monteros.Constituye un LIC, con una extensión superficial de 13.141,84 Hectáreas, muchas de ellas de PROPIEDAD PRIVADA considerado como espacio transicional entre medios Mediterráneos y Atlánticos, con formaciones vegetales bien conservadas.
Contiene un complejo kárstico con más de 110 km. de galerías subterráneas con estrechas relaciones hidrogeológicas y fauna cavernícola. Se han localizado 143 especies acuáticas en el complejo kárstico, de las cuales 27 se consideran nuevas citas.
Presencia de Lutra lutra y Galemys pyrenaicus.
Presencia de una población de trucha común sin introgresiones genéticas de poblaciones centroeuropeas en la cuenca del rio Trema.
Galerías preneolíticas con pinturas, grabados y huellas en arcilla y postneolíticas.
 Es representativo de una de las formaciones geológicas y geomorfológicas propias de la comunidad, como son los sistemas y complejos kársticos, constituyendo el más extenso de los existentes en su ámbito territorial. El complejo kárstico de Ojo Guareña, declarado "Monumento Natural", es con sus casi 110 km de desarrollo el segundo más extenso de España y está entre los veinte mayores del mundo.
En el interior se han recogido muestras de todas las culturas: grabados, pinturas rupestres y restos de cerámicas y armas. Además de su riqueza arqueológica, el interior de Ojo Guareña posee espectaculares formaciones geológicas y una peculiar fauna con ejemplares de invertebrados únicos en el mundo.

El sumidero del río Guareña: por este famoso "ojo" se introduce el río en los materiales calizos del Cretácico, dando lugar al complejo de simas, galerías, ríos y lagos subterráneos conocido como Ojo Guareña.
Conserva comunidades faunísticas de singular rareza, que constituyen inapreciables muestras de material genético aún por estudiar.
Cuenta con extraordinarias posibilidades para el desarrollo de la investigación científica, la educación ambiental o el estudio y control de parámetros ambientales especiales, como son los hipogeos. Constituye un valioso sistema hidrológico.
Cuenta en muchas de sus entradas y galerías con yacimientos arqueológicos que constituyen una muestra expresiva y valiosa de la herencia cultural.
Se trata en conjunto de un espacio destacable por su rareza y singularidad, tanto por lo que se refiere a sus elementos abióticos como bióticos.
 Los 23 núcleos de población incluidos dentro del espacio correspondiente al espacio protegido son: Bedón, Butrera, Barcenillas de Cerezos, Cornejo, Cueva, Hornillalatorre, Hornillayuso, Hornillalastra, El Rebollar, Quintanilla del Rebollar, Quintanilla Sotoscueva, Redondo, Santa Olalla, La Parte de Sotoscueva, Vallejo de Sotoscueva, Villasbáscones, Villamartín de Sotoscueva, Quisicedo, Entrambosríos, Pereda, Para, Quintanahedo y Cuestahedo.

La ermita de San Bernabé y San Tirso, se trata de un edificio semi-rupestre, por estar parcialmente excavado en la roca, aprovechando gran parte de la cavidad natural de la misma.
Además de su curiosa morfología, muy diferente de los templos cristianos tradicionales, destacan en su interior unas coloristas pinturas murales que narran diversos pasajes de la vida de los santos titulares. Es llamativa la viveza, el colorismo y el aire ingenuo y popular que presentan.

Texto: Wikipedia
Fotos: Rubén Pérez Llarena

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada