viernes, 15 de junio de 2012

Necrópolis de San Clemente, el arte de la muerte.

En el pueblo de Quintana María (Burgos) 40 tumbas excavadas en roca muestran la cultura castellana del siglo VIII


Dominando el valle del Ebro, sobre la peña de San Clemente, se sitúa una necrópolis del siglo VIII en la que se pueden contemplar 40 tumbas antropomorfas que son fiel reflejo de los ritos funerarios de la época.

Estos enterramientos excavados en la roca son en su gran mayoría de personas adultas, aunque también existen tumbas de niños y de recién nacidos.

Están situadas a 350 metros de la iglesia de la localidad de Quintana María, a 87 kilómetros de Burgos, en el monte San Vicente.


La necrópolis de Quintana María o necrópolis de San Clemente es un hito singular que muestra la concepción de la vida y de la muerte que tenían los castellanos hasta el siglo XI. Además, el valle abre a los visitantes sus maravillas y las puertas de sus alojamientos rurales.

Fotos: Rubén Pérez Llarena

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada